¿Por qué se apagan las luces en despegues y aterrizajes nocturnos?

Más de una persona habrá notado que en despegues y aterrizajes nocturnos, los miembros de la tripulación, atenúan las luces del interior de la cabina; no se apagan del todo, pero sí se reduce su intensidad.  Hay quien llega a pensar que esto se realiza para facilitar el trabajo de los motores, pero la explicación no tiene que ver con temas eléctricos ni de empuje, sino oculares.

Luces de cabina apagadas

Luces de cabina atenuadas para despegues y aterrizajes (Foto: Doug/Flickr)

Atenuar las luces permite que los ojos, tanto de los pasajeros como de la tripulación, se adapten mejor a la falta de luz del exterior. De esta manera, ante una hipotética evacuación, se conseguiría una mayor celeridad, visión sobre el exterior y, por lo tanto, se abandonaría el avión en menos tiempo y con mayor seguridad.

Esta medida, destinada a operaciones nocturnas, se suma a un conjunto de otras medidas que se toman antes de cada despegue y aterrizaje, con el fin de estar mejor preparados ante lo más improbable.

(Foto: Dgmiami/Flickr)

2

Comentarios

  1. Conchi  Agosto 3, 2014

    Hola, Estoy decidida a superar mi miedo y he empezado a leer vuestra pagina. Hay cosas muy interesantes. Esta misma entrada sobre la luz por ejemplo. Me he dado cuenta de lo que comentais sobre la luz. Cuando alguien tiene tanto miedo como yo, enseguida empieza a hacerse ideas, así que ahora saber esto me quita una preocupación. Estoy muy animada a leeros y seguiros. Ojala lo consiga…

    responder
  2. Iván Rivero  Julio 6, 2016

    Esta página debería estar subvencionada por AENA, y bien podría competerles a ellos. Gran servicio. Aplaudo esta web. Cuántos momentos embarazosos y malas experiencias, totalmente innecesarias, le ahorráis a tantísima gente. Cómo le decía Will Smith a su hijo en (After Earth): “El peligro, a veces, puede ser muy real, pero el miedo es siempre una opción”.

    responder

Añadir un comentario