Vías de adquisición:

Por cómo es el ser humano:

  • No nacemos para volar. Aunque esta circunstancia no sea impedimento para poder hacerlo con gran seguridad, puede generarnos miedo al encontrarnos en un medio como el aire. Una de las características del ser humano es su gran capacidad para inventar, que en muchas ocasiones, es muy superior a su capacidad de adaptación.
  • Avión frustrando por tráfico en la pista

    ¿Ve el avión al final de la pista? Es el motivo por el cual el B747 realiza un “motor y al aire”, maniobra que consiste en desistir del aterrizaje. La maniobra es sencilla, segura, como un despegue estando ya en el aire, pero hay pasajeros que lo interpretan como “casi nos matamos” ( Foto: Nick de Jonge – Skeyes)

  • Otra característica del ser humano es su interés por conseguir una explicación para todo, y cuando no puede obtenerla, crear la suya propia aunque no cuente con los conocimientos o la información necesaria para hacerlo con acierto. Si añadimos una gran imaginación, un ruido normal de algún mecanismo puede interpretarse como “¡algo se ha roto!”, o una maniobra que consiste en un procedimiento normal sin peligro como “¡casi nos matamos!”.
  • Es sencillo malinterpretar situaciones estando en el aire. Nuestros sentidos no están “diseñados” para estar lejos del suelo. Un alabeo de 20 grados puede ser interpretado como uno de 70, un ligero descenso de 5 metros como uno de varios cientos de metros, o incluso se puede interpretar “caídas” cuando el avión está ascendiendo. Por este motivo, los pilotos cuentan con el apoyo de diversos instrumentos.
  • Muchos de los que hoy tienen miedo a volar realizaban con anterioridad vuelos sin ningún problema.  El miedo puede aparecer tras la mala experiencia vivida en un vuelo, interpretada como peligrosa, y que acaba dejando huella. Frecuentemente, en estos casos, la persona pasaba por un periodo de estrés prolongado, tanto por algo deseado como no deseado: problemas laborales, preparativos de bodas, nacimientos de hijos, cambio de domicilio, etc.
  • El ser humano tiene una tendencia innata a juzgar la frecuencia de un suceso por cómo de fácil nos vienen ejemplos de tal suceso a nuestra mente. Es decir, si pensamos en volar y enseguida nos viene el recuerdo de un accidente aéreo (un accidente que nos ha marcado, por ejemplo), nuestra mente sobreestimará su probabilidad. Otro ejemplo sería cuando concluimos que fumar no será tan malo porque nuestro abuelo fumaba como una chimenea y vivió 100 años. El resultado es que los sucesos más mediáticos y fácilmente recordables cobran una importancia desproporcionada, dejando en un segundo plano al resto (como los más de 37 millones de vuelos que se realizan al año).

Por cómo es la aviación comercial:

  • La aviación comercial es un mundo complejo.  Hay muchas cuestiones que se suele desconocer: cómo vuela un avión, los procedimientos, sistemas de seguridad, cómo se efectúa un despegue, el mantenimiento de los aviones, qué implican las turbulencias, etc. Todo el desconocimiento favorece a la aparición del miedo porque, una vez en el avión, no sabremos cómo funciona ni qué sucede a nuestro alrededor; situación que suele generar ansiedad, sobre todo, a quienes les gusta sentir que tienen las cosas bajo su control. Tampoco sabremos qué medidas se han establecido para que, si falla un determinado sistema, el avión pueda seguir volando con seguridad.
  • Es difícil poder ver y apreciar la cantidad de vuelos que se realizan a diario con seguridad. Sin embargo, sí percibimos, mediante las noticias, los accidentes más catastróficos. Todo el mundo sabe que ocurren accidentes de coche, hemos visto algunos en la prensa, en la carretera o quizás hayamos sufrido alguno; pero basta con asomarnos por la ventana o pasear por la calle para ver coches circulando con normalidad. Sabemos que los accidentes ocurren, pero a diario podemos percibir, con nuestros propios ojos, que conducir es una actividad cotidiana, común y segura. Con los aviones es mucho más complicado percibir lo mismo, pues  no los vemos en nuestro día a día.
  • Timelapse con aviones llegando al aeropuerto de Heathrow (Londres).

  • Tampoco vemos accidentes aéreos paseando por la calle o conduciendo al trabajo; como puede ocurrir con los de tráfico, pudiendo entonces apreciar que no todos tienen la misma gravedad. Los accidentes aéreos que conocemos son los que salen en los medios de comunicación, y los que suelen salir,  son los más graves, trágicos e impactantes. Si añadimos el desconocimiento que se suele tener sobre cómo suelen ocurrir, es muy fácil pensar que los accidentes aéreos son sucesos imposibles -o prácticamente imposibles- de sobrevivir. Además, son éstos accidentes más trágicos los que se recuerdan con mayor facilidad.

Por la influencia de conocidos:

  • El miedo puede aparecer tras el emocionante relato de una mala experiencia vivida por parte de un conocido, especialmente, si le apreciamos y admiramos. Ya sea una experiencia interpretada con acierto o no, puede hacer que en el próximo vuelo la persona esté más preocupada y pendiente de lo que ocurre, fijándose en detalles en los que antes no prestaba atención.
  • Si una persona tiene un miedo intenso a volar y lo pasa mal cada vez que vuela, es bastante probable que sus hijos, al observar tal reacción, asocien avión con peligro.

Por la influencia de los medios de comunicación y películas:

  • La mayoría de noticias sobre aviones, o las que acaparan las portadas y son más vistas, tratan sobre accidentes e incidentes. Se podrían sacar noticias sobre cómo ha crecido el tráfico aéreo y, sin embargo, se ha reducido el número de accidentes; sobre cómo ha mejorado considerablemente la supervivencia en caso de que ocurran o sobre las medidas de seguridad que se han incorporado en los últimos años. Pero no se hace. Es normal que se publiquen noticias sobre accidentes aéreos y que éstas llamen la atención, pero debemos tenerlo en cuenta: si sobre un determinado tema solo leemos noticias negativas y ninguna positiva, entonces, es muy fácil tener una visión negativa, distorsionada y que no refleja la realidad. 
  • Si un avión se desvía a un aeropuerto alternativo porque ha fallado un determinado sistema durante el vuelo, es necesario tener ciertos conocimientos aeronáuticos para poder determinar hasta qué punto dicho fallo comprometió la seguridad del vuelo. Sin embargo, la mayoría de periodistas no tienen conocimientos aeronáuticos -o no los suficientes- con el resultado que, en muchas ocasiones, se publican noticias alarmistas tras un incidente; como si hubiese estado a punto de ocurrir un accidente, cuando la situación para nada era así.
  • Cuando ocurre un accidente, la prensa es propensa a especular con causas sencillas: volar en turbulencias, la caída de un rayo, tormentas o el fallo de un motor. Se da la imagen que un avión es muy vulnerable e incita a pensar que en cualquier momento puede volver a ocurrir lo mismo con un simple fallo o relativa facilidad. Tras la investigación del accidente, que puede tardar bastantes meses o años, lo que al final resulta ser algo más complejo como una serie de errores y fallos, en su momento ya se especuló y publicó como algo muy sencillo.
  • Las películas y series de televisión suelen recrear los accidentes de avión buscando lo más impactante: mostrando una larga y angustiosa caída. Si ya es extremadamente improbable que ocurra un accidente, es más improbable todavía que ocurra de tal forma.

¿Por qué tengo miedo a pesar de las estadísticas?

acariciar gato

( Foto: Andrzej Tarnawczyk /shutterstock )

Existe una gran diferencia entre saber que algo es seguro y sentirlo de tal forma. Tanto volar como los aviones deben transmitir, en la persona, una sensación de seguridad, y no simplemente escuchar que volar es muy seguro. De manera similar, para acercarnos a un gato y acariciarlo, éste nos tiene que transmitir cierta seguridad. Si, por el contrario, se muestra amenazante, o así interpretamos sus gestos, de nada servirá que el dueño nos diga que es muy cariñoso. Quizá lo sea, pero una persona con miedo a los gatos es probable que los gestos de alegría o de querer jugar los interprete como amenazantes, por lo que intentará no acercarse al gato, y si lo hace, lo hará con miedo.

Una persona con miedo a volar quizá sí crea en las estadísticas que muestran, de manera objetiva, lo extremadamente improbable que es tener un accidente de avión. Pero de alguna manera hay un conflicto entre los datos y la opinión que tiene sobre los aviones. Ante tal conflicto, inconscientemente, su mente prefiere hacer caso a los pensamientos y desestimar los datos. Es muy complicado que una persona considere algo como seguro si tiene pensamientos tan negativos al respecto, por muchas estadísticas que le muestren.

Por otra parte, el ser humano recuerda mejor y damos más importancia a las emociones que a los datos, de ahí que recordemos con facilidad momentos vividos, pero nos cuesto más trabajo recordar sus fechas. Nos podrán contar estadísticas o el número de vuelos que se realicen al año pero, a la hora de pensar en volar, probablemente una persona se olvide de los datos y recuerde aquel accidente que vio en las noticias y le causó emoción, o esa mala experiencia vivida en un vuelo.

¿Cómo debería actuar?

Comprender que es muy fácil malinterpretar situaciones en un terreno que desconocemos.

Tener en mente que no solo nosotros hemos podido malinterpretar o exagerar situaciones: también han podido hacerlo amigos, familiares o periodistas escribiendo noticias.

Evitar la tendencia generalizada a dar explicaciones, utilizando nuestra imaginación, a todo lo que nos inquieta: de esta manera, ante un ruido o maniobra, evitaremos dar respuestas irracionales.

Sentirse mal con uno mismo por tener miedo a volar a pesar de las estadísticas: el ser humano es tremendamente incompetente en razonamiento estadístico y valoración de riesgos. Nuestro cerebro da mucha más importancia a recuerdos o interpretaciones propias que a datos objetivos.


¿Sabes a partir de qué momento comenzaste a tener miedo a volar? ¿Conoces las causas? ¿Tuviste una mala experiencia en un vuelo? Dedica unos minutos a pensar sobre ello  y, si lo deseas, compártelo dejando un comentario.

 

Artículo anterior
La aviación comercial

Índice Próximo artículo     
¿Cómo superar el miedo?

Subir

Comentarios

  1. Conchi  Agosto 8, 2014

    Hola,

    En mi caso no sabría decir que lo incitó. Yo siempre he tenido miedo, pero a pesar de ello volaba. Algunas veces con ansiedad y otras veces con total tranquilidad. En el año 2004 en un vuelo viniendo de la republica checa, lo pasé muy mal y no fui capaz de volver a subirme. Pero lo cierto es que en ese vuelo no pasó nada. Era un estado de ansiedad personal, que me hizo sobredimensionar ese miedo.

    responder
  2. Reina  Agosto 19, 2014

    El miedo siempre ha estado en mi mente porque mi papa me decía desde muy pequeña el miedo que el le tenia a volar, que los aviones se caen, etc.Yo he volado 4 veces, pero con mucha ansiedad. Ahora que tengo angina de pecho y arritmias solo de pensar que voy a comprar el pasaje empiezo a tener diarreas.Es muy angustiante.pero, a pesar de todo esto, este curso me esta ayudando muuuucho,en verdad, ya siento hasta deseos de montarse en un avión.Ojala lo logre,gracias

    responder
  3. Pablo  Agosto 31, 2014

    Creo que en mi caso fue a raíz de ver este vídeo, en el cual se ve como un avión no comercial entra en pérdida. https://www.youtube.com/watch?v=lksDISvCmNI

    Según tengo entendido llevaba un cargo bastante pesado, y la correa se soltó llevando la carga a la cola, con la consecuencia de que el avión entra en pérdida y se estrella. Desde entonces creo que es lo que más cosa me da cuando vuelo. A mínimo que haya una turbulencia moderada, la cual yo considero fuerte, pienso que el avión va a entrar en barrena, incluso cuando sé que a esas velocidades el avion es como un barco que flota.

    responder
    • Enrique M.  Septiembre 14, 2014

      Hola Pablo,

      Efectivamente, el accidente del vídeo se produjo por soltarse la carga que transportaba, compuesta por vehículos blindados. El avión era de carga y durante el transporte se soltó la misma, provocando que se desplazara el centro de gravedad fuera de límites y provocando daños en la cola, agravando la situación.

      Un saludo.

      responder
  4. angeles  Septiembre 4, 2014

    Mi miedo a volar fue a raíz de una muy mala experiencia en un vuelo por turbulencias fuertes. He realizado bastantes vuelos después, pero siempre sigo teniendo miedo a que se produzca una situación similar.

    responder
  5. Jose Luis  Septiembre 14, 2014

    Viendo el comentario de Pablo sobre el accidente de Bagram, me dio por preguntarme como funciona la carga del equipaje en un avion comercial de pasajeros, y si esta puede afectar al despegue de la misma forma que vemos en el vídeo. Es uno de los motivos por los cuales el despegue es el peor momento del vuelo para mi.

    responder
    • Enrique M.  Septiembre 29, 2014

      Hola Jose Luis,

      El avión del vídeo era un B747 de carga, es decir, sin asientos de pasajeros para permitir llevar carga en la parte donde normalmente van los pasajeros. Esto hace que la carga que se soltó pudiese recorrer grandes distancias en el eje longitudinal. Por otra parte, la carga que llevaba era muy pesada. Estaba compuesta por 5 vehículos blindados militares muy pesados, y que por lo visto se soltaron todos.

      En los aviones de pasajeros las maletas y demás van en los bodegas de carga, situadas debajo de donde van los pasajeros. Suele haber 2 bodegas separadas, una en la parte delantera del avión y otra en la trasera. Las maletas pueden ir en contenedores o sueltas, pero siempre van bien sujetas con redes y cuerdas. Aun así, aunque se soltase parte de la carga, el recorrido que pueden hacer es mucho más pequeño (las bodegas no son muy grandes), y el peso de la carga es mucho menor.

      El accidente del vídeo no debería afectar al miedo a volar en un avión de pasajeros, pues se dieron en unas condiciones muy diferentes.

      Por último, le felicito por su actitud de preguntar cualquier temor o duda. Le será muy beneficiosa a la hora de superar el miedo.

      Un saludo

      .

      responder
    • Alba  Julio 29, 2016

      Para mi el despegue también es el peor momento, el momento en el que coje velocidad y se eleva , me gustaría saber un poco mas sobre esa parte del vuelo que es el despegue

      responder
  6. Amy  Septiembre 15, 2014

    El primer ataque de ansiedad me vino en un vuelo Damasco-Bcn en 2008. Un vuelo nocturno y sin ninguna incidencia. Yo había volado mucho antes, vuelos nacionales, transoceánicos, europeos, etc. sin ningún problema, disfrutando de cada uno de ellos, durmiendo a pierna suelta en muchos y sin prestar la menor atención a nada de lo que se oía / ocurría dentro del avión. Desde que me dio el citado ataque solo he podido coger 2 miserables vuelos hasta la fecha y llorando como una histérica los 45 minutos. Es cierto que en 2008 llevaba 5 años de mucho estrés tanto en lo laboral (mucha responsabilidad) como en lo personal (mi marido estaba intentando superar su alcoholismo…..ahora lleva 2 años sobrio) y creo que todo ése estrés, toda ésa tensión, toda ésa carga emocional, todos ésos sentimientos, toda la rabia y toda la frustración explotaron (si me permite la expresión) en el vuelo y mi cerebro rápidamente realizó la conexión avión-terror. Estoy en terapia porque no soy capaz de superarlo.

    responder
  7. abel  Noviembre 21, 2014

    Yo volaba, nocturnos entre BCN y Las Palmas. A los 30 años unas crisis de pánico me han hecho padecer agorafobia. Sólo el hecho de ir a buscar a alguien a un aeropuerto, me produce taquicardia. Es como vivir en una cárcel de la que no puedo salir. Yo nací para viajar y me veo recluido por mis propios miedos. Creo que moriría de un infarto cuando la escotilla se cierra, sin poder salir. Horas sin escapatoria. ¿Hay alguien que con estos miedos, lo haya superado?

    responder
    • Laia  Abril 28, 2015

      Hola Abel! Yo sufrí durante unos 5 años agorafobia, no podía si quiera ir a la playa, ni montaña ni ningún lugar en el que hubiera mucha gente… Y siempre había volado… De echo por trabajo tenía que coger avión semanalmente, pero de repente lo asocie también a mi fobia y la última vez que fui a coger un avión no pude subir y perdí el dinero… A mi me viene porque de pequeña perdí a mi padre que lo veía como una figura de protección y al no estar me vi como no protegida, vulnerable… Pero debo decirte que supere la agorafobia sola.. Deje la medicación que me estaban dando porque estaba dejando de vivir y cambie el chip… Ahora hago vida normal y lo único que me queda es subirme a un avión… Este viernes me voy con dos amigas de viaje… Y subiré… Y he leído todo esto para darme más cuenta aún de lo poderosa que es la mente. Todo es psicológico. Se supera! Solo hay que afrontar y ser positivo. No se puede vivir con miedo, porque no vivimos. Se que es fácil decirlo… Pero no hacer cosas por miedo a que pase algo malo es como pegarse un tiro por miedo a morir… Así que adelante todos!! Nosotros podemos con esto y más! Somos más fuertes que nuestra mente!

      responder
      • Bea  Junio 25, 2015

        Hola a todos! Laia, gracias por los ánimos y creo que tienes toda la razón, no podemos limitar nuestras vidas por nuestros miedos, tenemos que enfrentarnos de cara a ellos. Yo tengo pánico a viajar, entiendo todas esas cosas de las que habláis… sudoración, taquicardias, diarreas, pensamientos irracionales que invaden la cabeza hasta el punto de pensar que ya no vas a pisar tierra firme nunca más en el momento en que cierran la escotilla del avión…etc. mi cerebro es una autentica locura con el tema, pero sé que todo esto es algo irracional y desmedido e intento alejar esos pensamientos de mi mente y relajarme con la respiración. Me gusta tanto viajar y conocer países que no quiero limitarme por mis miedos. De hecho esta semana he comprado mi próximo vuelo, que por cierto es a Tailandia : 5 horas de vuelo + escala + 9 horas de vuelo…he entrado en esta página para volver a recordar técnicas de control del miedo y esas cosas…sólo me calma pensar que un ataque de ansiedad no puede durar 14 horas….espero..jiji Y tener a mi novio al lado también me calma, él no tiene ningún miedo a volar y no os imagináis qué viajecitos le doy…¿y ese ruido? ¿has notado eso? ¿crees que va todo bien?…vaya paciencia tiene..:-/ Ánimo y superémoslo!!

        responder
  8. Melissa  Diciembre 12, 2014

    Mi miedo se da a que una familiar viajó y pasó con mareos y vomitos todo el viaje. Ella me contó y yo me traumé y decidí nunca subirme a un avion para no tener que pasar por lo mismo. Por eso nunca he volado y me da pánico.

    responder
    • Enrique M.  Diciembre 14, 2014

      Hola Melissa,

      No debes dar por hecho que pasarás por lo mismo que tu familiar. No es para nada lo habitual. Si fuese así, no volaría nadie. La inmensa mayoría de personas que han viajado en avión no han tenido que vomitar nunca.

      Saludos.

      responder
      • lilian  Diciembre 26, 2014

        hola Enrique.. gracias x hacer la pagina .. generalmente la gente que no padece el miedo no nos comprende, y no se toma el tiempo de escucharnos , tomare un vuelo de 17 horas, generalmente tomo alcohol, pero no puedo tomar por 17hrs,,, no se que haré, un doctor me dio calmantes (valeriana/melissa)) pero la vd los nervios son tantos que parece que no me hacen…que actividad recomiendas durante ..ya que todos se duermen y parece que me quedo velando x x x la seguridad del avion??

        responder
        • Enrique M.  Enero 9, 2015

          Hola Lilian,

          Los ejercicios de relajación comentados en http://volandosinmiedo.com/curso-miedo-volar/estrategia-y-consejos/estrategia-consejos-superar-miedo-volar-antes-del-vuelo/ le serán de ayuda durante el vuelo y los días previos al mismo.

          También es importante que, durante el vuelo, trate de distraerte con lo que más le guste. Por ejemplo, puede empezar a leer un libro o revista que tenga muchas ganas de leer, ver una película, hacer crucigramas, escribir una carta a un conocido (aunque luego ni la envíe), etc. El objetivo no es más que evitar estar constantemente pensando en el miedo, y para ello, es necesario tener la mente ocupada.

          Si le vienen pensamientos catastrofistas durante el vuelo. Respire profundamente y utilice la información proporcionada en los artículos de la web para tratar de cuestionarlos racionalmente.

          Un saludo

          responder
  9. Angeles  Enero 4, 2015

    Yo siempre he tenido miedo a volar ya que padezco de claustrofobia. Pero el panico llego a raíz de un vuelo en el que atravesamos tormenta y el avión no podía aterrizar hasta que no lo viera seguro. Me pase los días de vacaciones angustiada por tener que volver a volar, hasta el punto de intentar convencer a mi pareja de volver en barco. Nunca mas he vuelto a subirme a un avion

    responder
    • Enrique M.  Enero 9, 2015

      Hola Angeles,

      Lo tuyo es un claro ejemplo de una situación interpretada como peligrosa haciendo que, a partir de ese momento, tu cerebro meta miedo para que no realices una actividad que considera peligrosa. Pero, ¿realmente hubo peligro?

      La situación que describes ocurre a diario. Todos los días hay aviones que tienen que esquivar tormentas para poder aterrizar, y si la tormenta está justo sobre el aeropuerto, realizar esperas hasta que se desplace. Ten en cuenta que en determinadas regiones del mundo las tormentas se dan con mucha frecuencia.

      Este vídeo es bastante ilustrativo, se puede ver cómo los aviones que pretenden aterrizar en el aeropuerto de Atlanta esquivan las tormentas. https://www.youtube.com/watch?v=7PUQtSEQnRE

      Saludos

      responder
  10. Maruchi  Enero 31, 2015

    Mi más mala experiencia que yo consiga recordar, fué en un aterrizaje. No recuerdo fecha ni lugar, sólo el hecho: durante el aterrizaje, justo en el momento en que el avion empieza a tocar tierra, hizo un salto muy brusco y corto, como si hubiese un tronco caído en medio de la pista y lo hubiésemos atropellado con el tren de aterrizaje…El avió continuó su aterrizaje como si nada. La cosa es que yo estaba sentada al lado de la puerta de emergencia y frente a mí, había una azafata sentada en su lugar correspondiente. Un pasajero cercano se rió y dijo que eso era supernormal (a mí me extrañó) miré a la azafata y le pregunté, ella dijo que no era normal en absoluto. En ningún momento me he parado a pensar que este suceso pudiera haberme marcado, pero quizá lo hizo, porque es lo único que recuerdo. Hace tiempo tenía un miedo a volar bastante controlable (sólo me ponía nerviosa en el despege) y luego lo superé…hasta me gustaba!. Hace años que no vuelo, no por no querer, es que lo hacía por ocio y ahora el dinerito escasea. ahora se me ha presentado una nueva oportunidad y nunca me había asustado tanto, así que no sé si será por aquello que ocurrió y que nunca he olvidado.

    responder
    • Enrique M.  Marzo 31, 2015

      Hola Maruchi,

      Por lo que cuentas, simplemente parece un aterrizaje brusco; una mala toma, cosas que pasan; no siempre son buenas las tomas. Igual la tripulante de cabina se refería a eso, que no es lo habitual un aterrizaje así de brusco, porque no lo son.

      Tú misma viste que luego el avión siguió como si nada. Si hubiese pasado algo de verdad, como un tren de aterrizaje dañado, hubiesen salido los bomberos para comprobar visualmente que no tiene importancia, por ejemplo.

      Un saludo.

      responder
  11. Anabel  Febrero 20, 2015

    Cuando tenía 15 viaje sola sin mis padres, y me fue de maravilla. A los 21 mi hermana menor, que tenía 18 en ese momento fallece en un accidente de tránsito en el cual yo iba, es más, hasta nos enojamos porque yo quería el puesto en el auto en el cual ella se sentó. A partir de ese momento todo TODO me da TERROR! volar, ir en barco… es HORRIBLE! sentirse así, no poder disfrutar las oportunidades a causa de este miedo irracional. No sé si logre superarlo pero lo que sí sé es que haré todo lo posible para lograrlo. Mucha suerte, encomiéndense a Dios y luchemos para vencer esto que nos limita… que nos domina.

    responder
    • Enrique M.  Marzo 31, 2015

      Hola Anabel,

      Lo siento mucho por lo que pasó. Es cierto, cualquier actividad conlleva un riesgo y muchas veces no somos conscientes de ello, pero tampoco merece la pena estar constantemente pensando en ello, porque entonces no disfrutaríamos de nada. Realmente son situaciones bastante improbables, no significa que no puedan ocurrir, pero es mucho más improbable que no nos pase nada; razón de más para pensar en positivo.

      Un saludo.

      responder
  12. Mario  Marzo 12, 2015

    Volviendo de Santiago de Chile con mi hija de 8 años, en un día de cielo absolutamente despejado y tranquilo, el avión entró en una turbulencia violenta, duradera que obligó al piloto al descender 5000 mts en pocos minutos. Luego nos enteramos que había sido una “tormenta de aire claro”. Había volado muchas veces antes sin problemas y vuelo muchas más luego de aquello en 1998 pero a partir de allí pasé por el pánico años atrás hasta la intranquilidad de hoy. Lo supero vuelo tras vuelo pero quisiera disfrutarlo. Algún día lo lograré.

    responder
    • Enrique M.  Marzo 31, 2015

      Hola Mario,

      Serían “turbulencias en aire claro”, que no tormentas. Posiblemente, los pilotos descendieron para volar a una altitud con menos turbulencias.

      De todas maneras, te recomiendo leer el artículo dedicado a las turbulencias. Muchas veces interpretamos cosas que no son.

      Un saludo.

      responder
  13. Pilar  Marzo 12, 2015

    Yo siempre volaba sin miedo, siempre con esos nervios típicos de volar pero se me pasaba pronto, mi pánico a volar me ocurrió cuando vi en las noticias aquel trágico accidente aéreo de Madrid. A partir de ahí mis vuelos han sido horribles, hasta tal punto que me dan ataques de ansiedad graves y ya por última tuve que ir al médico y me mandó un ansiolítico para cada vez que viaje. Aún con esas pastillas lo paso mal y no sólo yo sino la persona que viaje conmigo por verme en esa situación. Me casó este año y he convencido a mi pareja para hacer un crucero pero no dejo de pensar que un avión de ida y vuelta hasta el crucero tengo que coger. Quiero viajar con tranquilidad y disfrutar del vuelo, espero poderlo conseguir.

    responder
    • Enrique M.  Marzo 31, 2015

      Hola Pilar,

      Te aconsejo tratar de entender lo que ocurrió con el accidente de Spanair. Realmente ya de por sí fue un suceso tremendamente improbable, se tuvieron que conjuntas distintos fallos en un mismo vuelo, y se hicieron cambios por lo que hoy en día es todavía más improbable.

      Un saludo.

      responder
  14. rafaela  Marzo 17, 2015

    Siempre he tenido “miedos” . El que más recuerdo es el miedo a todo lo relacionado con la muerte, hasta tal punto que estudiando enfermeria no me veia capaz de asistir a los enfermos moribundos. Por lo que nunca pude ejerzer de enfermera. En una ocasión en que mi madre estaba muy enferma, yo creía que a punto de fallecer, me pasé toda la noche en urgencias sin atreverme a subir a verla por miedo a que muriera en mi presencia. Pase unamuy mala noche. Por dos motivos, el miedo que tenía a la muerte y lo mal que me sentia conmigo misma por no subir a estar con mi madre. Afortunadamente mejoro. Y afortunadamente y no se como perdí el miedo a la muerte. También tengo miedo a las alturas, al barco y por supuesto al avión. Limitandome las vacaciones, ya que me gustaría ir a otros destinos y no siempre en coche. No se porque tengo estos miedos ni tampoco por qué perdí el miedo a la muerte. Lo que si sé es que me gustaría perderlos. He ido a varios psicólogos y de momento no lo he conseguido.

    responder
    • Enrique M.  Marzo 31, 2015

      Hola Rafaela,

      Mucho ánimo para perder tanto el miedo a volar como para los otros.

      Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto.

      Un saludo.

      responder
  15. Laia  Marzo 27, 2015

    Mi miedo ha volar empezó hace unos pocos días, tras el accidente de avión en los Alpes Franceses de la compañia Germanwings. Hasta entonces, me daba un poquito de cosita, pero había podido afrontarlo y hacer viajes. Y se de las estadísticas y que si falla un motor hay varios y tal…. aunque mi miedo probiene a raíz de ese “accidente” en dónde se dice que el propio copiloto estrelló el avión a proposito. Si la mente de uno de los pilotos nos falla, si deciden suicidarse con todo el pasage…. ¿Que hacemos? Tengo que volar en 2 semanas y solo pienso que al piloto se le pueden cruzar cables y lo que pasó en los Alpes me puede pasar a mí.

    responder
  16. Núria  Abril 4, 2015

    Mi miedo se inició volviendo, hace casi 30 años, de Grecia. No pasó nada en el avión, aunque sí en mi cabeza. De golpe se me llenó de pensamientos negativos y, zas, ahí se instaló el pánico. Intenté seguir volando pero cada vez iba a peor, hasta que desistí. Durante 20 años no volví a volar. En 2012 me planteé hacer un cambio en mi postura. Hice una sesión de PNL (programación neurolingüística) y me volvieron las ganas de coger un avión. Desde entonces, vuelvo a volar al menos una vez al año (son mis deberes personales). Estoy satisfecha de mi esfuerzo, pero todavía no he conseguido viajar en paz. Los vuelos los soporto con estoicismo, sin embargo quisiera ser tan feliz en un avión como lo soy en un tren. ¿Será eso posible algún día? Esta es mi gran pregunta.

    responder
  17. yassin  Abril 8, 2015

    Hola, en mi caso me pasó un incidente viniendo de ibiza el avion despegó y parecia que perdia fuerza en el despegue y creia que vamos a caer. Asi se me reforzo la idea de que volar no es seguro, aunque viaje varias veces. Ahora me precupa porque a veces me afecta en tomar deciciones sobre mis viajes con mi pareja que evidentemente esta molesta o precupada no lo se. Gracia por este articulo. porque se me ha agravado esa situacion?

    responder
    • Enrique M.  Abril 29, 2015

      Hola Yassin,

      Lo suyo es un claro ejemplo de una mala interpretación de la situación que acaba causando que tu cerebro asocie volar con peligro.

      Los despegues no se suelen hacer ni con el máximo empuje que ofrece el motor ni se mantiene el empuje de despegue a lo largo del ascenso. Poco después del despegue se pasa de empuje de despegue al de ascenso, reduciéndolo, al igual que se reduce el ángulo de ascenso. Eso puede crear una sensación que puede interpretarse de caída, porque se reduce la velocidad vertical, aunque el avión sigue ascendiendo.

      Si realmente hubiese habido un problema con los motores, los pilotos no hubiesen continuado con el vuelo, y hubiesen aterrizado de donde despegó.

      Un saludo.

      responder
      • yassin  Mayo 15, 2015

        Gracias por su respuesta. Espero con este curso poder perder esa fubia

        responder
  18. Yoli  Abril 9, 2015

    Hola. Yo nunca he viajado en avión, he tenido oportunidades para hacerlo y las he evitado por el pánico que me dan. No he tenido ninguna mala experiencia ni recuerdo porqué les tengo miedo ni desde cuando. Solo el hecho de verlos en el cielo y pensar que van a tantísimos km de altura y que va gente ahí dentro, me genera ansiedad. Me gustaría saber porque! Solo tengo 20 años y espero poder superarlo, será muy complicado? Gracias por esta web y espero que me ayude a conseguirlo!

    responder
    • Enrique M.  Abril 29, 2015

      Yoli,

      El miedo a volar suele deberse ne gran parte por el desconocimiento que se suele tener sobre el mundo de la aviación. Por ejemplo, parece que consideras el hecho de volar altos como algo negativo, cuando precisamente en la aviación la altitud ofrece seguridad. La fase de crucero, a pesar de ser la de mayor duración y con gran diferencia, resulta ser la más segura de todas y por mucho.

      Mucho ánimo para superar el miedo a volar!

      Un saludo.

      responder
  19. Maria jose  Mayo 15, 2015

    Hola, Mi miedo apareció con la caída del vuelo Paris-Rio (Air France, 2009). Yo viajo muy seguido y esa es una ruta que hago 1 vez por año. Me angustia que no se sepa realmente lo que pasó y tengo la sensación que la verdad esta tapada por Air France. La verdad también es que en aquel entonces yo pasaba por un momento de mucho estrés. Algunas personas cercanas a mi fallecieron por diversos motivos. Por el otro lado, siempre vivo con mucha culpa el hecho de viajar ya que mi familia no tiene esta suerte y siento que no lo merezco . Desde el 2098 que en cada turbulencia me asusto mucho y tengo que tomar medicamentos para dormir en vuelos largos. Últimamente me funciona meditar en los vuelos cortos : cierro los ojos y no pienso en más que en el aire que entra y sale de mi nariz. Pero a ve es no logro mantener la concentración y la paso mal. Un saludo y gracias por la página. Me ayuda mucho

    responder
    • Enrique M.  Mayo 19, 2015

      Hola,

      Las causas del accidente del vuelo 447 de Air France quedaron bastante claras. Inicialmente, cuando todavía no se habían recuperaron las cajas negras, solo se pudo tener una cierta idea de lo ocurrido gracias al análisis de algunos restos encontrados que flotaban y los mensajes ACARS enviados por el propio avión. Sin embargo, al final se recuperaron las cajas negras, por lo que las primeras sospechas quedaron confirmadas y se pudo saber con detalle lo que ocurrió.

      Air France no ha tapado la verdad, porque ni siquiera tiene capacidad para ello. No son las propias compañías aéreas las encargadas de investigar los accidentes -no tendría sentido-, tampoco de recuperar los restos o las cajas negras, ni de analizarlas. Las investigaciones son realizadas por organismos independientes que cuentan con investigadores de accidentes aéreos, en colaboración con los estados, compañías aéreas, fabricantes de los aviones, motores, etc.

      El accidente fue causado –principalmente- por una combinación de fallo técnico y una serie de fallos humanos por parte de los pilotos. Es muy complejo resumir, en pocos párrafos, todo lo que desencadena un accidente, pero haré un intento señalando lo más relevante.

      Cuando el avión estaba en crucero, pasó por una zona de engelamiento excepcionalmente severo, haciendo que los tubos pitots, utilizados para medir la velocidad respecto al aire del avión, empezasen a fallar al formarse hielo, a pesar de las resistencias eléctricas encargadas de evitarlo. Como consecuencia de ello, los pilotos recibieron avisos de lecturas de velocidad erróneas y el piloto automático se desconectó automáticamente, pues es un dato necesario para su correcto funcionamiento.

      Para tal situación, existe un procedimiento que básicamente consiste en que los pilotos vuelen en manual y pongan una combinación –conocida y reflejada en los manuales- de posición de morro y ajuste de potencia de los motores, de manera que el avión ni gane mucha velocidad ni la pierda. De esta manera el avión puede volar con seguridad hasta que salga de la zona de engelamiento, y los tubos pitots vuelvan a dar lecturas correctas. Es un procedimiento que ha funcionado en muchas ocasiones, pues no era la primera vez que un avión experimentaba engelamiento en los pitots.

      Sin embargo, en el caso del Air France, los pilotos no siguieron el procedimiento o, en todo caso, no correctamente; pues pusieron una posición de morro muy por encima de la requerida. El resultado es que el avión empezó a ganar altitud mientras perdía velocidad, hasta que la velocidad fue tan baja que el avión dejó de volar, entrando en pérdida, a pesar de que sonase el avisador de entrada en pérdida.

      A pesar de que el avión estuviese en pérdida y perdiendo altitud, la situación todavía era recuperable. Para salir de la pérdida, al igual que para evitar entrar en ella, es necesario bajar el morro del avión. Sin embargo, los pilotos siguieron tirando de los controles para mantener el morro arriba, por lo que jamás salieron de la pérdida y el avión acabó impactando contra el mar.

      Tras el accidente, con el fin de evitar que algo parecido vuelva a suceder, se hizo aumentar el entrenamiento de los pilotos para situaciones similares, al igual que hicieron cambiar todos los tubos pitots del mismo modelo. De hecho, era un modelo de pitot que ya estaba en proceso de sustituirse por unos más eficientes.

      Si tiene alguna otra duda, no dude en preguntar.

      Un saludo!

      responder
  20. Nazaret  Junio 3, 2015

    Mi miedo empezó a raíz del accitende de spanair, antes viajaba tranquila. A partir de entonces los meses y días antes de volar no duermo bien, y pienso que se va a estrellar. Antes de viajar la última vez me leí unos libros para perder el miedo. El viaje de ida lo hice más o menos bien, controlando un poco, pero un día antes del viaje de vuelta ocurrió lo de los Alpes. Ahora ya no me fió ni del avión, ni de los pilotos ni nada. Tengo que hacer 4 viajes más este año y no se cómo. Pinso que voy a tener un accidente y me vienen imágenes horrorosas, que curiosamente algunas de ellas vi en las noticias cuando ocurrieron los accidentes.

    responder
  21. Jaco  Junio 18, 2015

    Hola, tengo 16 años, y eni caso no se como empecé a temer ir en avión, volé 4 veces antes hace 6 años y no tuve problemas ningunos, incluso tranquilizaba a mi hermano que se ponía nervioso. Desde hace unos años no soy capaz de subirme a un avión, he rechazado varias excursiones por culpa de esto. Al final me he atrevido y en una semana cojo un vuelo para irme un par de días a Madrid, pero no paro de pensar en el vuelo, además con Ryanair, llegando incluso a sacar peores notas por eso.

    responder
  22. Juan Francisco Palomeque González  Junio 29, 2015

    Tengo 23 años, y mi miedo a volar empezó hace unos siete años, pero no recuerdo ningun hecho traumático que lo comenzara. En los primeros vuelos hasta disfrutaba, pero cada vez me resultaba más angustioso volar.

    responder
  23. Rubén  Junio 30, 2015

    Estoy leyéndome todos sus artículos y me ha surgido una duda.

    En el último vuelvo que realize con mi compañía de siempre ya que cada 2 o 3 meses viajo, nos quedamos en tierra media hora o más por unos fallos que parece ser no permitian despegar y realizar el viaje de 1h de duración con seguridad, no dijeron de que se trataba, que fallos suelen ser? para que las personas en tal caso puedan saber que es ya que no suelen dar mucha información.

    Así como que tipo de ruidos mas comunes se suelen escuchar y a que suenan?

    Muchísimas gracias por todo!

    responder
  24. Rosa Luz Perez  Julio 28, 2015

    Mi miedo a volar empezó hace un mes, cuando en un avión de Ciudad de México a Guadalajara me toco que el piloto realizara, lo que despues nos dijo que se llamo una “maniobra de escape”, ya que al aterrizar el aeropuerto estaba bajo una tormenta muy fuerte. La sensación fue horrible, yo entre en pánico, grité e incluso al aterrizar lloré. Yo vuelvo al menos cada mes por trabajo, y desde entonces los vuelos son una pesadilla para mi, Nunca los había disfrutado, en especial la forma en la que tiemblan al despegar, pero a partir de esa experiencia, todo el vuelo para mi es un momento de pánico, a tal grado que opto por recargar mi cabeza en en asiento de enfrente (como nos dicen las aeromosas que nos coloquemos en caso de emergencia) hasta que el avión aterriza. Gracias por crear este sitio! me he propuesto a superar mi miedo y gracias a estos textos lo voy a lograr! Saludos! 🙂

    responder
  25. LOLA  Agosto 20, 2015

    Hola, por fin me animo a escribir, no sé exactamente cuando empezó mi miedo a volar, pero hace poco. Las causas? Ninguna aparentemente, aunque si estoy viviendo una época de cambio, esto, sumado a ciertas noticias que no dejan de salir en los medios de comunicación explicarían por qué me encuentro en esta situación. Bien es cierto, que últimamente he viajado en avión y ahora tengo que volver a España desde África, y la verdad, llevo unos días que no puedo dormir con tranquilidad. Gracias por esta web porque me está ayudando a bajar mi nivel de ansiedad y enfrentarme a mi viaje de regreso con mas tranquilidad.

    responder
  26. María  Septiembre 2, 2015

    Claro que lo recuerdo. Era el 2012, nos íbamos a mudar de ciudad mi ex marido y yo. Estábamos viviendo una situación de mucho estrés (de hecho al año siguiente me pidió el divorcio). Yo volaba a España a pasar las vacaciones de verano, iba sola. (En aquel entonces yo vivía en Holanda con mi ex marido). A la vuelta de vacaciones, al aterrizar en Schiphol, el aeropuerto de Amsterdam, el avión aterrizó y de repente volvió a espegar, tras un movimiento parecido a un aterrizaje brusco. Nadie nos explicó nada y yo no sabía qué había pasado. Hasta ese momento nunca me había asustado volar, y había volado muchas veces, incluso había cruzado el charco varias veces. Al no saber qué había pasado, pensé algo malo, que podía pasar un accidente, y me dio un ataque de pánico. Pensé en que no iba a ver más a mi marido. Lloré e hiperventilé. A partir de ahí me dio miedo. Pero el miedo se hizo mayor cuando mi ex marido me pidió el divorcio un año después. Me dejó estando de vacaciones en España. Tuv que volver a Holanda a buscar un abogado, sacar las cosas de casa, y decidí volver a España. la vuelta, lo pasé fatal, con mucho miedo en el vuelo. Volvía a una vida nueva, a casa de mis padres, separada….y el vuelo fue con despegue y aterrizaje con lluvia. Desde entonces cada vez que vuelo me pongo mal ya semanas antes, evito volar y lo paso fatal.

    responder
  27. jose  Septiembre 12, 2015

    Hola me llamo José y tengo 47 años, toda la vida he tenido miedo a volar…mi miedo empezó a los 8 ó 9 años, cuando un avión que volaba de Caracas a Cumana se estrelló en el mar. Recuerdo que era un Avro de Aeropostal…realmente nunca supe la causa del accidente…..murieron muchos profesores universitarios que a su vez eran padres de mis amiguitos de colegio….una tragedia muy grande…..también un señor que me cortaba el pelo cuando niño murio en un accidente en Isla Margarita….también un avion comercial, entiendo que por causas meteorológicas…fueron muy cercanos en el tiempo…..creo que soy una de las pocas personas en el mundo que conoce gente que ha muerto en accidentes de avión….en 2 accidentes que es lo peor…..luego el accidente de Air France, el del Concorde y el de Spanair ó el de TAM me han reforzado el miedo….bueno. si me puede comentar algo se lo agradeceria………

    responder
  28. Mari  Septiembre 14, 2015

    Hola antes nunca senti miedo al volar, pero esta año en una escala en Lima cancelaron el vuelo por fallas tecnicas, asi que la vuelta fue muy fea sintiendo ruidos quw ni creo o no se si eran normales del avion. Ahora me toca un vuelo de 9 horas sin escala y de pensarlo ya me da muchisimo miedo, tanto tiempo sin parar. No quiero asustar a mi familia.

    responder
  29. Natalia  Septiembre 23, 2015

    Trabajaba en el aeropuerto de Toulouse cuando estallo el Concorde en pleno despegue en Paris. Aquella imagen se me quedo grabada y de nada servia seguir viendo en Toulouse despegar y realizar maniobras a los modelos nuevos de avión de Airbus, les veía virar apenas despegaban y me venia a la mente el peligro del despegue, los veía como maquinas frágiles. El accidente de Madrid, de nuevo en fase despegue, acentuo mis miedos, de una forma que ha conseguido que a dia de hoy evite al máximo coger vuelos y solo lo haga cuando me siento realmente obligada y pasándolo fatal. Las noches antes no duermo, dudo en comprar un billete hasta el ultimo momento mientras busco mil opciones para ir a destino en tren y coche compartido aunque me cueste dos días de mis vacaciones. Todo con tal de no despegar. La potencia que adquiere el avión me aterroriza, solo consigo calmarme cuando se apaga la lucecita de desabrochar los cinturones de seguridad. Lo paso tan tan mal que parece que el corazón se me vaya a salir del pecho, clavo las manos en los reposabrazos, aprieto los pies contra el suelo en plena tensión y busco la mirada de las azafatas para intentar tranquilizarme al ver su calma. Detesto de veras los despegues, mañana he de volar y aquí estoy, en tu pagina intentando calmarme, no me he decidio a hacer la maleta e incluso estoy barajando la posibilidad de no subirme en el avión. Un horror, y eso que he trabajado en el aeropuerto, que nunca le había tenido miedo, que disfrutaba de los vuelos, que he entrado en cabinas. Buf, hoy es una historia completamente contraria; una historia de terror supremo. Gracias Enrique por el esfuerzo y empeño que pones en este blog, saludos y a ver que hago mañana…

    responder
  30. Andrea  Octubre 11, 2015

    Empecé a tener miedo en una etapa de ansiedad de mi vida, ansiedad debida a otros motivos que no tenían nada que ver con los aviones.

    responder
  31. Vicky  Octubre 18, 2015

    Siempre he sido una persona “miedica”. Tengo mucha imaginación y este tema se vuelve en mi contra. Tuve una mala experiencia hace 4 años y desde entonces no he vuelto a subirme a un avión. Fue un vuelo con algunas turbulencias, aunque creo que no eran exageradas, pero me dio un ataque de ansiedad, así que he evitado coger un avión hasta día de hoy. Nunca lo he querido superar porque la verdad que eso era impensable para mí, solamente pensarlo me sudan las manos y mi respiración se acelera. Hace un mes me compré un libro para perder el miedo a volar. Ha sido un gran paso, porque se que para superar una fobia lo primero es querer superarla, y en 4 años no he sido capaz. Ya he terminado de leer el libro y ahora estoy leyendo este curso que hasta ahora me parece muy interesante. Ojalá todo vaya perfecto y pueda coger aviones. La verdad que actualmente estoy muy positiva y eso creo que es lo más importante. No descarto tampoco el recibir terapia psicológica porque mi mayor miedo realmente no es que desconfíe del avión sino que tengo miedo a que me de un ataque de ansiedad y no sea capaz de salir de ese ahogo!

    responder
  32. Diego  Enero 31, 2016

    Hola yo no le tengo miedo a volar en si, lo que no se es como controlar la horrible sensacion de que se esta por caer, la sensacion de caida constante me angustia mucho, y al frenar en tierra siento un gran grannnnn alivio

    responder
  33. Sonia  Febrero 10, 2016

    Yo había realizado vuelos transoceánicos, europeos, y de todas las duraciones con total tranquilidad pese a turbulencias, etc, no había tenido miedo al avión hasta un suceso. Hace un par de años en el vuelo de vuelta de Estambul después de 10 min de vuelo escuchamos la voz nerviosa del piloto hablando primero en turco y luego en inglés, diciéndonos que teniamos un problema técnico y que había que tomar tierra, casi me desmayo, empezaron a darme taquicardias y pensé que el piloto de una forma suave trataba de decirnos que íbamos a morir, yo lo pensé así. Realmente aterrizamos y cambiamos de avión y el vuelo fue tranquilo pero desde entonces las 4 veces que he vuelto a coger un avión he sentido un pánico atroz, cualquier ruido, luz, turbulencia o información sobre el clima me hace ponermes histérica, ya no puedo dormir en los aviones, ni leer, ni escuchar música ni conversar. No voy a dejar de viajar y por eso quiero superar mi miedo

    responder
  34. Dios del Aire  Abril 6, 2016

    Creo que mi temor surgió durante un viaje Calama/Santiago (Chile) con mi madre. Era muy pequeño y ella le temía mucho. Yo presencié todo ese miedo durante el vuelo: se ponía nerviosa, se lamentaba con gestos de terror cada vez que el avión se movía, se agitaba y desesperaba mucho, en fin. Ese vuelo fue terrible para mí y desde ahí que no puedo tomar un miserable avión en paz. Con el tiempo simplemente lo postergaba o lisa y llanamente, cancelaba. Ahora debo viajar, y por una cosa personal a pesar de mi miedo, quiero hacerlo. Es muy limitante esta fobia.

    responder
  35. Laura  Abril 9, 2016

    Hola. Ante todo muchas gracias por esta página, me está ayudando a tranquilizarme. He estado leyendo todos los artículos que forman parte de la Introducción y me sorprende que no se hable del low cost. No sé si más adelante se hablará o no, pero reflexionando sobre lo que a mi me causó el miedo a volar creo que lo que más me influyó fue el low cost. La primera vez que volé tenía 16 años, y de eso hace ya 20. No tenía ningún miedo a volar, y desde luego el vuelo fue muy bien. Por diversas razones no volví a subirme a un avión hasta hace 6 años, y lo pasé muy mal. No pasó absolutamente nada durante el vuelo, pero tuve una presión en el pecho durante todo el vuelo, y no fui capaz de soltar los reposabrazos. La primera mala impresión que me llevé fue tenerme que sentar en ese sitio tan estrecho con el asiento de delante tan cerca, y eso que no soy muy grande. Esa sensación de ahogo no se me fue en ningún momento del vuelo. Duró 2 horas y media. Sinceramente, creo que las condiciones de vuelo en low cost, favorecen el miedo a volar y tener espacio es fundamental para estar relajado. Voy a volar de nuevo el lunes y he mirado la posibilidad de ir en algún asiento más cómodo, pero es que no existen ya prácticamente….. Si a las compañías les interesa que la gente vuele cada vez más no comprendo ese empeño por hacer el viaje cada vez más incómodo. Me sorprende que no se hable de este aspecto en esta página, me hace pensar que puede que este motivo sea menos común de lo que creía. Un saludo.

    responder
  36. Mariela  Mayo 9, 2016

    Estimado Enrique: Leyendo los artículos de volar sin miedo, los que me dan valentía y coraje para volar en un mes, me aparecieron 2 recuerdos relacionados con mis terribles fobias al volar, los 2 de mi infancia. 1- un accidente aéreo de una avioneta que cayó en una casa ( tenía 9 años y el piloto era amigo de Mis padres) 2- una película que vi a mis 11 años sobre la tragedia del avión de Luftansa que cayó en el Amazonas con solo una sobreviviente. Cómo es la mente que se tenía guardado todo esto! Y al avanzar en las lecturas e ir perdiendo el miedo, aparecieron allí. He aquí el comienzo de mis miedos a volar.. Qué bueno poder identificarlas! Eso me tranquiliza y me explica muchas cosas irrazonables de mis miedos. Muchas gracias por esta página que nos ayuda tanto.. Si sigo así espero poder lograr otra vez viajar con tranquilidad como lo hice por unos cuantos años. Saludos!

    responder
  37. Maria  Mayo 9, 2016

    Hola .. Yo volaba sin miedo , hasta que una mala experiencia en mal tiempo ya veíamos Ezeisa en un vuelo de Copa , el avión empezó a subir y bajar vertiginosamente , temblaba todo , la gente gritaba , la azafata entró en pánico y sus compañeros la socorrieron , creo que fue una eternidad , nuestro vuelo se desvió a Carrasco, Uruguay . La pase muy mal estaba con mi marido , mi hija pequeña , mi madre y mi suegra … Fue terrible , volví a volar , sedada , pero la pasó muy mal , no puedo dejar de hacerlo ya que mis hijas crecen y quieren conocer nuevos lugares , para mí realmente es una pesadilla , leo y vuelvo a leer este curso y quiero pasarla mejor en mi próximo vuelo que es en 10 días !!!! Gracias ….

    responder
  38. Ramon Valenzuela  Mayo 18, 2016

    Hace poco mas de dos anos me diagnosticaron con sindrome brugada, que es una cuestion cardiaca, y en un vuelo de San Francisco a Las Vegas senti como que me ahogaba y empece a sentir hormigueo en mis brazos y piernas y que se me hacia dificil respirar y el corazon me palpitaba demasiado rapido y senti que me moria, me pusieron oxigeno y me atendieron bien pero fue un momento terrible, cuando lleguea mi destino me estaban esperando unos paramedicos y me revisaron y me dijeron que todos mis signos estaban dentro de lo mormal, despues fui al medico y me dijo que todo estaba bien, que lo que me habia pasado era un ataque de panico, pero no he superado ese miedo y nomas de pensar en subirme a otro avion me da panico, pero estoy en proceso de superarlo, este articulo me esta ayudando a superarlo, necesito superar ese miedo porque me gusta mucho viajar.

    responder
  39. Juani  Mayo 19, 2016

    Hola, me esta gustando mucho esta pagina y espero q me ayude.. Desde el 2009 no me he vuelto a montar en un avion, me dio un ataque de panico en uno viniedo de el Cairo a Barcelona y desde entonces no he podido volver a montar una pena porque me gusta mucho viajar. Espero algun dia volver hacerlo

    responder
  40. Fe  Mayo 24, 2016

    La verdad es que tengo muchos miedos. Temo que le pase algo a mi marido, a mis hijas… y a volar desde siempre. Sólo he viajado en avión 3 veces y en agosto, si no lo cancelo, será la cuarta. Hace 5 años fuimos a Disneyland París con las niñas y lo pasé terriblemente mal por ellas. Tengo miedo a un fallo técnico, a que el piloto cometa un error, a un atentado… Desde que reservé el viaje no dejo de pensar en el vuelo, hice un seguro de cancelación y, aunque tengo ganas de relajarme unos días en Tenerife y disfrutar con mi familia, le estoy dando vueltas a cancelarlo. No sé qué hacer. Sobretodo por las noches no dejo de pensar en ello…

    responder
  41. Ire  Junio 3, 2016

    Buenas! En mi caso, empecé a volar con 7 años, y he de decir que lo disfrutaba muchísimo. Más por la ilusión de ir a conocer un lugar nuevo que por el avión en sí mismo, que de hecho me era indiferente. De los 12 a los 21 años hice bastantes vuelos y la mayoría sola y sin ningún problema.

    Es a partir de los 21 empecé a cogerles miedo (sin ninguna razón aparente. Aunque he de decir que a mi padre nunca le gustó volar – pero yo con el había volado solo 2 veces en mi vida y en asientos y filas distintas, por lo que no le veía-).

    A partir de ese momento mi miedo ha ido creciendo. Creo que es básicamente porque no controlo en absoluto la situación y porque no veo vía de escape en caso de accidente (en cambio en un coche sí). He seguido volando, pero cada vez menos, pasándolo peor y siempre dependiendo que alguien monte conmigo para darme apoyo moral.

    El miedo se ha incrementado por dos incidentes que tuve. Uno hará 8 años en un despegue en Londres donde el avión (de compañía low cost) salió con muchísimo retraso (vimos pasar mecánicos, etc hasta que nos dejaron embarcar). Según estábamos despegando (estabamos ya altos pero aun no habíamos alcanzado la altitud en el que el avión se estabiliza para cambiar el ángulo de subida), el avión hizo un viraje muy brusco para colocarse de nuevo en posición normal de despegue. Todo el avión gritó. Al alcanzar la velocidad de crucero, el piloto nos indicó que habíamos salido demasiado pegados al avión anterior y nos habíamos “comido” sus turbulencias. Pero había pasado hacía poco lo de Spanair y fue el peor vuelo de mi vida. Me costó montarme de nuevo en un avión. Y tras esto, el año pasado, volviendo en julio de Ibiza, pasamos por un montón de tormentas que había en la zona de levante y el vuelo tuvo turbulencias constantes y muy bruscas durante todo el vuelo. Fue otro vuelo horrible. Hoy vuelvo a montar en avión después de eso, y espero conseguir no morir de la ansiedad que me supone hacerlo. Curiosamente en los vuelos trasatlánticos lo paso mejor que en los cortos, el despegue y la inclinación que toma el avión, me pone muy nerviosa. Por cierto, muchas gracias por el curso, es muy interesante y está muy bien planteado. Lo agradezco muchísimo.

    responder
  42. majelode  Agosto 10, 2016

    Mi miedo comenzó porque el accidente de Barajas de 2010 (si no me equivoco) ocurrió una semana después de mi regreso de Lanzarote. Pensé q igual q les había pasado a ellos me podría haber pasado a mí. Desde entonces he evitado viajar en avión.

    responder
  43. Ximenita  Agosto 16, 2016

    Hola a todos!!!! Leerlos me tranquiliza, yo he volado antes y había volado sola sin ningún contratiempo, hasta que me mudé de casa en 2009 a la India por motivos de trabajo de mi esposo y como menciona el articulo “algo” detonó mi miedo. En esas fechas pasaba por un cuadro de gastritis crónica intenso, tenía ganas de vomitar todo el tiempo y me daban ataques de pánico en el auto, en el tren y claro que en el avión.

    Volar se volvió una pesadilla, sabía que tenía vuelo y sufría durante los días previos, y ahora cada que tengo que volar me asusta tener que hacerlo.

    El miércoles tengo un vuelo en el que volare sola para reunirme con mi esposo, sé que el miedo no me debe de vencer hay que afrontarlo, entre al sitio para vencer el miedo espero alguien pueda ayudarme con sus comentarios para poder volar el miércoles…. Gracias 🙂

    responder
  44. Pablo  Agosto 22, 2016

    Mi miedo a volar fue un proceso paulatino e incremental. Si bien desde pequeño nunca me gustaron los parques de atracciones o las alturas, mi primer vuelo fue placentero. Como estudiante volé a menudo en avión pues llegué a residir en el extranjero, y de hecho mis amistades me consideran una persona viajera. Sin embargo lo que empezaron como temores se convirtieron paulatinamente en fobia. Primero empecé a percibir los despegues accidentados como “mortales” en caso de ocurrir algún incidente a raíz de comentarios (probablemente erróneos) sobre el accidente de SpainAir en 2008, 4 días antes de coger un vuelo. A partir de entonces el despegue me imponía aún más, pero una vez superado me mantenía tranquilo. El primer viaje en que lo pasé mal de principio a fin fue en un vuelo con una compañía lowcost en 2012. Por aquel los medios se ocupaban de llevar la cuenta de cada uno de los incidentes de vuelos de esta conocida empresa. De esta manera comencé a percibir los vuelos como inseguros y a pensar en los “y si”. Los vuelos continuaron y las reacciones han sido irregulares. Llegué a volar mensualmente por trabajo y si bien empecé con experiencias negativas pese a la ausencia de incidentes, al final los conseguí sobrellevar. Sin embargo en los siguientes vuelos puntuales las reacciones fueron empeorando, la ansiedad se extendió a los días previos a coger el vuelo y la experiencia de volar se convirtió en un suplicio. Entraba en la escotilla del avión con el mismo ánimo que quien va a un pelotón de fusilamento. Aun proponiéndome no alterarme durante el despegue, mi corazón acababa palpitando como loco cuando el avión variaba la aceleración tras abandonar tierra. Por eso desconfío un poco de las afirmaciones estilo “el miedo a volar se quita volando”. En el último vuelo me preguntó un familiar que qué me pasaba y cuando quise hablar ni siquiera pude. Empezaron a caerme lágrimas y no pude confesarle mi pánico a volar hasta pasados varios minutos. El piloto nos avisó que mirásemos el París nocturno iluminado, y yo no podía nada más que mirar a mis zapatillas. Tengo 30 años y hasta entonces había comentado a mis círculos que volar me daban respeto, pero creo que no entendían la severidad. Me parecía que si reconocía este temor, dejaría de obligarme a mí mismo a volar y abría la posibilidad de no hacerlo. Y de hecho podría decir que ha sido así: el último vuelo no lo pude coger, sabiendo que habría escalas y que tendría que tomar otro vuelo para volver y pasar tantas veces por estas malas experiencias. Es la primera vez que perdía un vuelo y entonces supe que había tocado fondo y que tengo que buscar una solución.

    responder
  45. Sandra  Octubre 5, 2016

    Yo volé por primera vez a los 25 años y no me fue tan mal, fue un viaje corto. A medida que fueron pasando los viajes mi miedo se fue incrementado. Viví el Londres dos años y tuve que hacer viajes largos y ahora me lo pongo a pensar y no sé como hice. En general estaba con mucha ansiedad y los momentos peores son al despegar el avión y cuando atraviesa turbulencias. El último viaje que hice fue a Sao Paulo por mi empresa y al regreso nuestro vuelo se canceló y nos pusieron a todo el grupo separado como pudieron en distintos aviones. A mi me tocó en un super avion enorme de Lufthansa en una fila de 3 o 4 no recuerdo con un grupo de simpáticos alemanes. Cuando nos acercabamos a Buenos Aires estaban sirviendo las azafatas y se empezó a mover el avión y a caerse las cosas. Dejaron de servir, yo me asusté muchísimo y me dí cuenta que mi cara de terror sería seria porque mis compañeros de asiento me alentaban y me decían que no me preocupe y me ofrecían cerveza. Creo que se habrán asustado ellos de mi cara. En fin luego de unos 8 minutos pasamos la zona de turbulencia y estuvo bien. Pero yo nunca más pude viajar en avión. Esto fué hace unos 6 o 7 años. Ahora bien, siempre que tengo que viajar evito el avión aunque tenga que estar 2 días en un micro. Este curso me está ayudando muchísimo y mi psicóloga también. Voy a enfrentar tomar un avión en pocos días en un viaje a Salta que es corto y utilizaré todos los buenos consejos que me dan. Quiero enfrentarlo y no dejarlo de lado más. Tengo sentimientos encontrados pero me siento mas lista ahora que antes de hacer este curso y terapia. Prometo contar como me fué a mi regreso. Vamos que podemos !!!!!

    responder
  46. Jose Carnero  Noviembre 13, 2016

    Yo antes volaba sin problema, ni me fijaba en las turbulencias ni nada, hasta me gustaba la sensación de despegue, aterrizaje y turbulencias. Per tuve un mal vuelo una vez en el que cruzamos un temporal grande con muchas turbulencias e incluso una caida de 1000metros y creo que ahi todo empezo a cambiar porque cada vez que me subo en avion desde aquel voy mas nervioso y me fijo hasta en cuando los motores bajan las revoluciones y me da la sensacion de que se apagaron. Y eso que no es que lo pasara demasiado mal en ese vuelo como otra gente que iba llorando y gritando pero se ve que me debio de afectar. Es algo que intento solucionar porque yo se que es seguro y que hay pocas probabilidades de que haya un accidente, ademas si no nos estrellamos en ese vuelo no lo vamos a hacer en otro pero mis sentimientos cuando me subo al avion ahora son esos

    responder
  47. Saritabonitas88  Diciembre 1, 2016

    Hola, yo he volado bastante, solo tengo 15 años , pero de pequeña viajaba mucho con mi familia(1-2 veces al año). En esoso vuelos no tenia ningun miedo, aunque si que es cierto que la mañna del viaje estaba un poco nerviosa. Hace unos años, deje de volar con tanta frecuencia, y poco a poco fui cogiendo miedo hasta que pase dos años sin volar y desde entonces cada dia tengo mas miedo y me veo completamente incapaz de subir a un avion. Lo que mas miedo me da es que el avion es un sitio cerrado donde aunque quiera no piedo salir , ni aunque tenga una emergencia,ademas, me da miedo la altura a la que suben los aviones. Por ultimo, siempre pienso en esa posibilidad de que haya un atentado terrorista. Lo cierto es que no se por que vini este miedo, ya que no tengo ninguna mala experiencia ni nada similar… pero este miedo me supera y es algo que pienso todos los dias. ¿Que puedo hacer para superar este miedo? Gracias, saludos.

    responder
  48. Paula  Enero 9, 2017

    Bueno, en mi caso creo que se debe a una “mala experiencia”. Cuando era pequeña, mis padres me quisieron hacer una sorpresa llevándome de viaje en avión, un vuelo corto. Recuerdo el miedo que sentí en el despegue; también recuerdo que les hice jurar a mis padres que para volver cogeríamos un tren o algo, lo cual por desgracia no fue posible y sobre todo recuerdo también las intensas pesadillas que tuve meses después, cuando estaba ya en casa.

    responder
  49. Rush  Febrero 10, 2017

    Creo que empece a tener miedo desde el primer vuelvo cuando el avión no pudo aterrizar (era un vuelo de una hora) por la neblina, regresamos a la ciudad de origen a abastecernos de combustible y regresamos a la ciudad de destino; cuando el piloto se disponia a aterrizar no se si se arrepintió o nunca vio la pista de aterrizaje y decidió volver a subir bruscamente… estuvo dando vueltas en el aire por una hora para ver si la neblina se despejaba pero al final tuvimos que aterrizar en una ciudad cercana (al final me fui de ahí en bus a la otra ciudad) y creo que de ahí nace mi miedo a volver; a eso le sumo una turbulencia de 1 hora y media en un vuelo Argentina – Perú en la que me pase llorando todo ese tiempo… creo que por esas dos experciencias es mi miedo… he vuelto a viajar a pesar de eso y ahora en 2 días tengo un viaje a Brasil; estoy tratando de superar la ansiedad que hay ese día y días antes del vuelo. Se que es difícil pero también me alegra ver que no soy el único que la pasa mal en los vuelos; estoy dispuesto a superar mi miedo a como de lugar.

    responder
  50. Aisha  Febrero 24, 2017

    Hola he entrado en esta página porque llevo años con un miedo totalmente exagerado. Pero creo que mi miedo es curioso,porque no tengo miedo a que se caiga el avión. Lo que me da pánico es la sensación de que desciende unos metros y no se cuando va a terminar y el vacío que me produce en el estomago me hace enloquecer de miedo. Porque cada vuelo es distinto y hay algunos que se notan mucho las bajadas de presión y me da la sensación que no va acabar nunca sensación no se si me explico…voy a leerlo todo porque el día 11 de marzo me toca volar y es solo una hora. Normalmente tomo 4 diazepanes pero mi estado de nervios es tan alto que solo consigo relajarme media hora…ojala pueda llevar un buen vuelo porque ahora voy a tener que cojer vuelos a menudo…

    responder
  51. Gloria  Febrero 24, 2017

    Mi primer vuelo lo hice siendo pequeña con mi madre. Para ella también era su primer vuelo y lo vivió con un miedo intenso que yo pude observar y de algún modo también sentir. Hasta hace unos años volaba más o menos sin problemas, nunca llegaba a disfrutar, pero si podía desconectar en algún momento del miedo de estar en el aire. Pero hace aproximadamente unos diez años tuve una mala experiencia por turbulencias a partir de la cual volar se volvió un suplicio, que sólo lo podía afrontar tomando ansiolíticos, sientiendo aún así un profundo e intenso miedo. Ahora, después de estos años, me siento con fuerza de iniciar un proceso para afrontar este miedo. Muchas gracias y enhorabuena por la web.

    responder
  52. natalia  Marzo 16, 2017

    Nunca me gustaron los aviones, pero hace unos años(antes de ser mama) viajamos con mi hermana, al regreso , el vuelo tuvo una parada de emergencia para cargar combustible, cuando preguntamos a que se debía, dado qeu no estaba programada, nos dijeron que en el lugar de destino , habia tormenta y por ende quizas debíamos quedarnos dando alguna “vuelta arriba”. La realidad es que luego de esa parada, yo quede muy paranoica, no me creia el tema del combustible, etc etc, pero cuando veníamos en vuelo empezamos a ver tormenta por las ventanas, rayos , nubes negras, horrible….. Empezaron unas turbulencias horribles, y perdida de altura del avion, la gente lloraba….. Cuando empezamos a descender cruzamos varias nubes que nos hicieron mover demasiado y al tocar la pista de aterrizaje el avion lo hizo de forma brusca, como dando un salto. A partir de ahi prometi no volar nunca mas, estaba muy nerviosa y llorando angustiada. Pasaron muchos años y con mi marido actual , viajamos de solteros , si bien no me gustaba , lo toleraba. pero ahora desde qeu tengo hijos ese temor a ido creciendo y si bien sigo viajando (porque aun me pesa mas lo que vivo cuando llego) tengo miedo en breve no podes hacerlo mas, dado que cada día es peor. Me da mucho miedo subir a mis hijos a esa cosa flotante y cuando hay turbulencias por mínima que sea, quedo totalmente dura y tensionada y me empiezan a castañar los dientes…… tanto es asi qeu ahora viajo solo de noche, para que ellos puedan dormir y yo poder sufrir tranquila. en el ultimo viaje(hacemos 1 por año) accedi a tomar algo para estar mas tranquila, y me ayudo, pero sufri muchísimo igual. por ahora viajo poruqe mi razonamiento todavía le gana a mis miedos y se que lo que siento no va de la mano con la realidad, pero reconozco qeu nose por cuanto tiempo mas voy a poder llevarlo asi, por que cada vez es peor para mi…. gracias

    responder
  53. Maria  Abril 4, 2017

    Hola, yo vole por mucho tiempo sin temor a nada, era la que subia al avion y antes de que este despegara ya estaba dormida. hasta que un dia al momento del despegue hubo una explosion justo cuando el avion empezo a subir y cayo al suelo nuevamente y veia por la ventana el fuego que salia de la turbina, obviamente el vuelo se cancelo , nos bajamos del avion sin ningun percance y se nos informo que un ave habia entrado en la turbina justo al momento del despegue, a raiz de eso tuve mucho miedo al momento del despegue en los vuelos siguientes pero se me paso; hasta ahora que de nuevo me agarro un panico al momento de entrar al avion que siento que me falta el aire y cada movimiento o turbulencia siento que el avion se cae, uno de los ultimos vuelos la pase re mal porque esa fue la sensacion, pense que el avion se caia y estoy consciente de que es mi sensacion y que no es la realidad pero no estoy pudiendo controlarlo. gracias por la ayuda con este curso.

    responder

 Añadir un comentario