SEGURIDAD AÉREA:
¿CUÁNTO DE SEGURO ES VOLAR?

Conocer las estadísticas de seguridad aérea no supondrá la herramienta principal para superar el miedo al avión, pues no explican por qué es seguro volar, solo cuánto. Aun así, conviene dedicar unos minutos a ello, pues tienen cierta utilidad:


  • Ver, de manera objetiva, si nuestro miedo se ajusta al riesgo que conlleva volar o si se trata de un miedo desproporcionado.

  • Método para comprobar la eficacia de las medidas de seguridad que veremos próximamente.

  • Resulta tranquilizador saber la cantidad de vuelos que se desarrollan sin problemas. No se suele ser consciente de la magnitud del tráfico aéreo.

Estadísticas de seguridad aérea

Volar en un avión comercial es muy seguro, y bastante más que otras actividades que se realizan con frecuencia y que no suscitan ningún miedo. Debemos comprender y aceptar que ninguna actividad es 100% segura; en todas ocurren accidentes mortales. Evidentemente, no todas conllevan el mismo riesgo pero, precisamente, con el paso de los años, se ha logrado que el riesgo de volar en un avión comercial sea muy próximo de 0.


  • 3100 millones de pasajeros (equivalente al 43% de la población mundial).

  • 36.4 millones de vuelos.

  • 29 accidentes mortales: teniendo en cuenta aviones con capacidad mínima de 14 pasajeros y aviones de carga. 

  • 265 personas fallecidas.

  • Se batieron dos records: Se superó, por primera vez, la barrera de los 3000 millones de pasajeros y fue el año con menor número de fallecidos.

Fuentes: IATA y ASN. Ver gráfico seguridad aérea del 2013.


  • 3000 millones de pasajeros.

  • 37.5 millones de vuelos.

  • 23 accidentes mortales: teniendo en cuenta aviones con capacidad mínima de 14 pasajeros y aviones de carga.

  • 475 personas fallecidas

  • Se batió un record: el año con menor número de accidentes mortales de toda la historia.

Fuentes: IATA y ASN. Ver gráfico seguridad aérea del 2012.

24 horas de tráfico aéreo (2009)

Los 29 accidentes ocurridos en 2013 incluyen vuelos de carga y aviones muy pequeños; de unos 15 pasajeros de capacidad. Estos vuelos, a pesar de suponer un pequeño porcentaje del tráfico aéreo, representan un gran porcentaje del total de accidentes. Si solo tenemos en cuenta vuelos comerciales de pasajeros y en aviones con una capacidad de más de 30 personas, la cifra se reduce a 6 accidentes (5 en el 2012). La mayoría de accidentes aéreos se producen en países con índices de siniestralidad bastante más elevados que la media e, incluso, en compañías que, por ejemplo, tienen prohibido volar dentro de la Unión Europea; 2 de estos 6 accidentes ocurrieron así. Es decir, las estadísticas globales de seguridad aérea se ven deterioradas por accidentes que ocurren en países y compañías en las cuales la enorme mayoría de nosotros no tiene intención de volar (teniendo en cuenta el idioma del presente artículo).

Basada en los accidentes ocurridos entre 2002 y 2012, muestra estadísticas de la seguridad aérea en las diferentes regiones del mundo.

seguridad aérea accidentes 2013

Lugar de todos los accidentes mortales ocurridos en 2013 (aviones de 14 pasajeros o más + aviones de carga). Cuanto mayor es el tamaño del círculo, mayor es el número de fallecidos. El círculo más grande, en Rusia, representa 50 fallecidos. Conviene recordar -una vez más- que viajaron 3100 millones de pasajeros.

Riesgo de mortalidad

La tasa de accidentes mortales por millón de vuelos es buen dato para comparar y evaluar la seguridad aérea, pero tiene el inconveniente de no distinguir entre un accidente mortal con un único ocupante fallecido de otro en el que fallecen todos. Arnold Barnett, profesor de estadística del MIT, sugirió utilizar el Riesgo de Mortalidad: probabilidad de fallecer tomando un vuelo al azar. Para ello, un accidente en el que fallecen todos los ocupantes se considera 1 accidente y 0,25 accidentes si fallece una cuarta parte. Luego, se divide el número de accidentes obtenido de esta forma entre el total de vuelos realizados. El Riesgo de Mortalidad no solo se puede expresar como probabilidad pura sino, también, de la siguiente manera:

Volar es seguro

Tomando un vuelo al azar tenemos una probabilidad de fallecer de 1 entre 3,1 millones (17,2 millones en la UE). Es decir, de media, un pasajero necesitaría tomar 3,1 millones de vuelos para llegar a fallecer en un accidente aéreo. Si esa persona tomase un vuelo cada día necesitaría vivir 8.500 años para alcanzar tal cifra, y 620.000 años con 5 vuelos al año. Lo cierto es que una persona podría volar por primera vez y fallecer, pero de igual manera, otra persona podría hacer 6 millones de vuelos sin fallecer; 3,1 millones sería la media. Es decir, por muchos vuelos que una persona pueda llegar a tomar a lo largo de su vida, es extremadamente improbable que llegue a fallecer en un accidente de avión. Esto se ve muy bien reflejado en los tripulantes que, a pesar del número de vuelos que llegan a realizar, es insignificante el porcentaje que acaban falleciendo en un accidente aéreo.

Mirando las cifras… ¿Volar en África sí podría considerarse peligroso?

Cuando se analizan clasificaciones de este tipo existe una tendencia a considerar a los primeros como seguros y, automáticamente, a los últimos como peligrosos. Hacer esto es un error. Aunque las compañías aéreas africanas aparecen en la última posición –y además con una gran diferencia-, siguen manteniendo un nivel de seguridad bastante alto. De media, en África se necesitaría tomar un vuelo cada día durante 1400 años para llegar a fallecer en un accidente aéreo. Ni vivimos 1400 años, ni se suele volar cada día.

No solo eso, hay compañías aéreas en África que mantienen un nivel de seguridad similar al de otras regiones, aunque sí es cierto que hay otras con una tasa de accidentes bastante más elevada que incluso la media Africana. En la página web de la Comisión Europea podemos descargarnos un archivo con las compañías aéreas prohibidas en la Unión Europea; y en la Wikipedia también podemos encontrarnos el listado de manera más gráfica (por países). Se trata de una lista actualizable, añadiendo nuevas compañías o levantando la prohibición a otras.

 

¿Y si me toca a mí?

Seguramente, alguna persona piense: “bueno, pero me puede tocar a mí ser uno de esos pocos fallecidos”. Es cierto y nadie puede garantizar que no lo será, pero de la misma manera que tampoco podemos garantizarle que no será una de las personas que todos los años fallecen al bajar las escaleras, paseando por la calle, o por los rayos.

Si una persona piensa que puede ser uno de esos pocos fallecidos, entonces, de la misma manera, también debería pensar que puede ser uno de los más de 3.000 millones de pasajeros que vuelan al año con normalidad, siendo esto último infinitamente más probable.

En ocasiones, esa persona continua con: “bueno, pero yo tengo muy mala suerte”. Eso es entrar en un terreno tremendamente subjetivo e irracional, y si tan mala suerte dice tener, entonces debería explicar por qué no ha tenido un accidente mortal realizando actividades que conllevan más riesgo. “No, pero mi mala suerte está relacionada con los aviones”. Y eso sería aún más irracional si cabe, en donde tendría que explicar por qué no le ha caído todavía un avión en la cabeza. Todo eso son juegos de la mente. La mente le está protegiendo para no realizar una actividad que considera peligrosa. Por eso aparecen todos esos pensamientos irracionales que intentan, muchas veces con éxito, convencerle de que hace lo correcto si no viaja en avión.

¿Cómo actuar?

Reconocer que volar se trata de una actividad muy segura:otra cuestión es que no nos lo parezca (ya trabajaremos en ello), pero no podemos desestimar la objetividad de las cifras.

Recordar que la probabilidad de fallecer en un accidente aéreo es extremadamente pequeña, por muchos vuelos que lleguemos a realizar a lo largo de nuestra vida.

Tener en cuenta que los datos no son fruto del azar, sino gracias a muchas medidas de seguridad: quizá, desconozcamos muchas de ellas, y por eso no nos da tanta seguridad.

Dejarnos llevar por las trampas de la mente como “pero yo es que tengo muy mala suerte”: no hay relación entre la seguridad de un vuelo y la presencia de un determinado pasajero, por muy mala suerte que diga tener.

Exigir lo que no exigimos para ninguna otra actividad ni medio de transporte, es decir, riesgo 0 y que nunca ocurran accidentes: hay que recordar, además, que estamos hablando de transportar -cientos o miles de kilómetros- a más de 3000 millones de personas al año.

Cuestionar las estadísticas: podemos pasarnos horas y horas leyendo estadísticas y estudios de distintas fuentes, que igualmente llegaríamos a la misma conclusión: volar es extremadamente seguro. Los datos de este artículo incluyen, además, accidentes en aviones que el 99% de nosotros no lo consideraría como un vuelo común, al tratarse de aviones muy pequeños de tan solo 14 pasajeros.

Reflexiona sobre los miembros de la tripulación y la cantidad de vuelos que llegan a realizar a lo largo de sus vidas. ¿Piensas que la principal causa de muerte de los tripulantes es el accidente aéreo? No, los tripulantes que acaban falleciendo en un accidente aéreo suponen un porcentaje insignificante del total.

Autoevaluación

¿Qué es el miedo?

El mundo de la aviación

Comentarios

  1. Conchi  agosto 6, 2014

    Gracias, sigo leyendo… me está ayudando mucho. Estoy animandome mucho con estos articulos …

    responder
  2. Noelia  septiembre 8, 2014

    He leído poco aún del curso pero por ahora me resulta muy positivo! Gracias por intentar ayudar a los que tenemos tanto pánico al avión….de verdad que muchas gracias! 🙂

    responder
  3. Ada  septiembre 29, 2014

    Hola, muchas gracias por todos los datos. Son realmente útiles, llega un momento en que me da risa lo tonta que es una, pensando y pensando en todos los accidentes que ha visto en las noticias, que no tienen nada que ver con las reales estadísticas aéreas. Por otro lado, en tus datos no se incluyen muertes en aviones secuestrados. Me imagino entonces que el año 2001, las cifras se dispararon, cierto? o no se considerar como riesgo asociado al medio de transporte? Saludos!

    responder
    • Enrique M.  octubre 5, 2014

      Hola Ada,

      Las estadísticas comentadas en este artículo tienen en cuenta el 2013, 2012 y 2002-2011. En el próximo artículo sí que hay una gráfica evolutiva que incluye el 2001, y como bien apuntas, la fuente (ASN) no incluye secuestros; los mantiene en una lista aparte (http://aviation-safety.net/statistics/period/stats.php?cat=H2).

      En 2001 hubo 801 fallecidos, sin tener en cuenta los 4 aviones secuestrados en los que viajaban 268 personas. De tener en cuenta los secuestros, tampoco se dispararían las cifras. Los secuestros son bastantes inusuales, y no suponen un gran porcentaje del total de fallecidos.

      El criterio de incluirlos o no depende de cada fuente, decidiendo qué sucesos incluir; por ejemplo, ASN incluye accidentes con aviones pequeños de 14 pasajeros, cuando muchas otras fuentes no tienen en cuenta accidentes con aviones tan pequeños. Por lo general, los secuestros no suelen incluirse, y de hacerlo, tampoco influyen mucho al ser bastante inusuales.

      Un saludo.

      responder
  4. Tufik  octubre 29, 2014

    Muy acertado este articulo en especial para aquellos que como yo les da pánico en el momento de abordar un avion . Reconozco que es una tontería siendo el medio de transporte mas seguro,muchas gracias por informarnos de lo seguro que viajar en avión , ahora me siento mas tranquilo.

    responder
  5. Dana  enero 19, 2015

    Hola:
    Yo soy una de esas personas que piensan “bueno, pero me puede tocar a mí ser uno de esos fallecidos”. No opino que yo tenga mala suerte ni nada de eso, sino que me ciño al puro azar. Por más que lo intento, los ejemplos de las escaleras y de los viajes en coche no me tranquilizan, ya que pienso: “Si tengo un accidente en las escaleras, tengo probabilidades de sobrevivir. Si tengo un accidente en coche, también tengo probabilidades de sobrevivir. Sin embargo, si un avión se estrella desde tanta altitud, no tengo ni una sola probabilidad”. Es un pensamiento horrible, y necesito librarme de él, pero me parece tan racional que no sé cómo hacerlo.
    Además, el hecho de que últimamente aparezcan en las noticias más casos de aviones que, “no se sabe como”, desaparecen (como el de Malaysia Airlines) hace que cada vez le dé más vueltas al “¿y si me toca a mí?”.
    Soy una chica joven, apenas tengo 22 años, y me aterra que mi vida pueda acabar así.

    Con este comentario no quiero desanimar a nadie, todo lo contrario; ojalá la respuesta que reciba pueda ayudar a más gente que se sienta como yo.

    responder
    • Lissie  febrero 21, 2015

      ¡Es exactamente lo que pienso yo! Además de lo que nombras, otra cosa que me aterra es el hecho de que, después de despegar, sí el avión tiene problemas no frena y te bajas como podría pasar en un bus o auto que comenzara a fallar. Decender un avión que está fallando es muy difícil y no se puede hacer en cualquier lado y enseguida.

      responder
    • Teresa  marzo 28, 2015

      Hola Dana, después de lo que pasó con el vuelo de germanwings también tengo miedo a volar.
      También soy una chica joven (25) que no quiere acabar su vida así, aunque sé que la probabilidad es realmente mínima. Pero, por el contrario, sé que la hay. Y eso es lo que me aterra enormemente después de lo que sucedió esta semana.
      Me compré un pasaje de avión hace un mes para el viaje a España (vivo en la Europa central pero voy a vivir al sur de España), porque antes no tenía ningún miedo, no, al contrario – me gustaba volar mucho.

      Pero ahora no sé cómo podré abordar. El acontecimiento que no esperaba en absoluto me causó mucho miedo de volar y me dio cuenta de que amo mi vida y quiero seguirla viva y no arriesgar en el aire. Porque como ya escribiste – si tengo un accidente en la tierra, hay posibilidad de sobrevivir, pero si sucede algo en el aire…ni puedo pensarlo, por tanto espantoso que lo es.

      Deséame mucha suerte, el lunes intentaré superar mi miedo, porque no me queda otro. El billete ya está pagado y tengo que admitir que incluso mis amigas me consideraban una loca al oír que ya no quería volar y que era mejor buscar un viaje en coche. Sólo me dicen que no va a pasar nada malo y que sería una casualidad grandísima… pero digan lo que digan, no me tranquilizan con estas palabras.

      Ahora acabo de ver el video de todos los vuelos de un solo día y eso me ha tranquilizado un poco. Pero no completamente. Pensando en que voy a volar por encima del mismo paisaje donde tanta gente había terminado su vida me siento fatal, totalmente asustada.

      La próxima vez quizá sea mejor intentar a buscar alguna gente que vaya en coche, pero no la hay mucho, porque cada uno prefiere el avión para un viaje de miles kilómetros.

      Ojalá Dios me proteja el lunes.

      Disculpad mis faltas, no soy española. 🙂

      responder
      • Erika  marzo 28, 2015

        Hola Teresa.

        Yo también llegué a esta página por temor a volar, y lo que sucedió en Francia es algo muy lamentable que a todo el mundo le entristece profundamente y pedimos a Dios que le de mucha fortaleza a las familias de las victimas. Entiendo tu miedo a volar y creeme que yo también lo siento, pero creo que debemos confiar en Dios y que el decide el destino de cada persona, me gustó una frase que leí hace días y me hizo sentir un poco mas tranquila y dice que ” una prueba de que aún no has cumplido tu propósito en la vida es que sigues con vida” me hace pensar que todos estamos aquí para cumplir un propósito y Dios nos dará el tiempo necesario para cumplirlo.

        Hay que pensar positivamente que todo saldrá bien, te deseo lo mejor que llegues con bien a tu destino y que Dios te bendiga. Saludos 🙂

        responder
        • Teresa  marzo 29, 2015

          Muchas gracias Erika, después del viaje te daré un informe sobre el vuelo y mis sentimientos. Espero que todo salga bien. Creo que voy a volver a rezar.

          responder
        • Ernesto  abril 16, 2015

          Que buena frase me quedo con ella, Gracias.

          responder
      • Enrique M.  marzo 31, 2015

        Hola Teresa,

        Ninguna actividad está libre de riesgos, ninguna. No se trata de que al volar asumes un riesgo y, sin embargo, conduciendo o en otra actividad no. En TODAS lo hay, y precisamente volando es cuando el riesgo es mínimo.

        Si hubieses decidido cancelar el billete para viajar en coche, hubieses asumido un riesgo bastante mayor, con unas probabilidades de fallecer mayores. Otra cuestión es que tu mente no lo vea de tal manera, pero estadisticamente es así.

        Por último, te recomiendo que leas mi respuesta a Dana.

        Un saludo.

        responder
      • Dana  abril 4, 2015

        Hola, Teresa:
        Intenta estar tranquila; sería muy, muy, muy raro que hubiese otro accidente de avión en tan poco tiempo.
        Yo voy a coger un vuelo en dos semanas y llevo bastante tiempo preparándome mentalmente. Me han recomendado que deje la maleta hecha 24h antes de viajar para tener un día de relax (el estrés puede hacer que te pongas más nerviosa). Dices que viajas este lunes, así que intenta tomarte el domingo como un día de relajación: ve a pasear, date un baño relajante, ve una película que te guste… Así irás más tranquila al aeropuerto.
        Un saludo y, ¡ánimo! Piensa que, al aterrizar, vas a disfrutar del calor del sur de España y enseguida olvidarás el miedo 🙂

        responder
      • Hola  septiembre 30, 2015

        Platicános como te fue en tu vuelo y como te sentiste =)

        responder
    • Enrique M.  marzo 31, 2015

      Hola Dana,

      Tengo pensado publicar en un futuro artículos relacionados con los accidentes que, por lo que dices, te vendrán bien; con estadísticas de supervivencia en accidentes aéreos, ejemplos y explicaciones.

      Realmente no es así tal como lo cuentas, aunque parezca que sí. Ten en cuenta que los accidentes que conoces son los que salen en los medios de comunicación (no los ves con tus propios ojos paseando por la calle o de camino al trabajo), y los que suelen publicar son los accidentes más graves de todos.

      Si te fijas, los pocos accidentes de tráfico que salen en los medios de comunicación también son los más graves. Sin embargo, habrás visto con tus propios ojos accidentes menos graves, por lo que puedes pensar “algunos son graves, pero no todos”.

      Un saludo

      responder
      • Dana  abril 4, 2015

        Muchas gracias, Enrique. Estoy segura de que mi fobia hace que vea la realidad de manera distorsionada; quizá esas estadísticas me ayuden, te lo agradezco mucho.
        Es cierto que las imágenes televisivas de accidentes aéreos parecen agravar esta fobia. Quizá deberíamos evitar toparnos con ellas de sopetón (por ejemplo, evitar ver películas en las que sepamos que hay catástrofes aéreas); sin embargo, no sé si huir de ellas es lo más adecuado para superar este miedo. ¿Qué opinas?
        Muchas gracias por tu ayuda, y por intentar comprendernos, que eso es algo que nos falta muchas veces.
        Un saludo 🙂

        responder
    • Mariano  octubre 8, 2016

      Me pasa exactamente lo mismo, mientras haya una posibilidad en mil millones no importa, uno no puede evitar sentir que la posibilidad existe y no se sabe cuando puede ser. Por mas datos y estadísticas que haya el temor no se va y por mas que es cierto que hay mas chances de morir en un auto sin embargo esto no me genera temor como tampoco un barco u otro medio de transporte.

      responder
    • Pablo  julio 13, 2017

      Toy Deacuerdo …. me pasa lo mismo

      responder
  6. Marta Vallejo  enero 30, 2015

    A mí me hubiera gustado ver una comparativa con accidentes de coche, para que podamos ver más claramente la diferencia. Gracias.

    responder
    • AC  marzo 27, 2015

      Evidentemente si analizas todas las personas desplazadas lo más seguro es el coche.

      responder
      • Enrique M.  marzo 31, 2015

        Hola!

        No es cierto. Las comparaciones con estadísticas tienen en cuenta la cantidad de transporte. No se limitan a decir “como hay más fallecidos totales en coche, vamos a decir que conducir es menos seguro”.

        Un saludo.

        responder
    • Enrique M.  marzo 31, 2015

      Hola Marta,

      Para cualquier viaje en el cual los distintos medios de transporte son una opción, el avión es el más seguro y con bastante diferencia respecto al coche. Para un viaje de unos 1200km es hasta 65 veces más seguro volar que conducir por autopista, y para un viaje de 500km el avión es hasta 30 veces más seguro.

      En un futuro se publicará un artículo con la comparación pero, sinceramente, no creo que ese deba ser el motivo por el cual animarse a volar. ¡Ni que el riesgo de conducir supusiese la barrera entre lo seguro y lo peligroso!

      Un saludo

      responder
  7. JOSÉ  abril 3, 2015

    Seguramente las estadísticas, por sí solas, no serán la mayor influencia para volar o para dejar de tener miedo a hacerlo. Pero desde luego, al menos en mi caso, sirven para advertir de lo irracional y paranoico de esta fobia.

    responder
  8. Ernesto  abril 16, 2015

    Yo tengo que volar de Mexico a Ecuador a final de mes y si de por si ya me daba miedo volar, agregale que es de noche ya ando que ni el sol me calienta pero tengo que hacerlo espero y todo salga bien y no entre a las estadisticas, un saludo a todo el foro.

    Me gusto la frase que compartio Erika solo espero que mi proposito no se haya cumplido!!!.

    responder
  9. Olga  julio 12, 2015

    Tengo terror a volar No se como superar desde que despega se me baja la presion no tengo apetito la ansiedad de mirar el reloj me consume las turbulencias me enferman Tan solo imaginar que esta cerca mi viaje por trabajo me siento triste sin ganas hasta estoy pensando viajar por tierra pero me tomaria dias….creo que necesito ayuda

    responder
  10. Fernando  julio 17, 2015

    Muy muy bien expuesto y razonado todo. Me encanta. Muchas gracias.

    responder
  11. joel  agosto 6, 2015

    chicos y chicas no tengan miedo ni siquiera lo piensen que cuando ustedes estén en el avión se valla a desplomar eso es pura psicosis pero tranquilos no es necesario decir que cuando aborden se estrellara es más a mi me fascina volar siento libremente en esas horas de vuelo y con una paz absoluta gracias y hechen ganas *_*

    responder
  12. HEY JJ  agosto 22, 2015

    Felicidades! La verdad es que por mucho miedo que tengas, una vez te subes al avión no tienes nada que hacer. Lo mejor es disfrutar del vuelo.

    No le tengan miedo!

    responder
  13. Loly  agosto 24, 2015

    Agradezco que existan páginas como ésta, donde se intenta de alguna manera ayudar a las personas que sufrimos este problema, pero ESTOY ATERRADA Y NO LOGRO SUPERARLO. ESTA VEZ VIAJO DENTRO DE UNA SEMANA CON MI BEBÉ Y TODOS Y CADA UNO DE MIS DÍAS ME LA PASO VIVIENDO DENTRO DE MI MENTE LA SITUACIÓN DE CAÍDA Y VEO LA CARA DE MI HIJO SUFRIENDO… NO PUEDO CONTROLARLO, NO PUEDO CONTROLARLO…. LO HE INTENTADO TODO, NADA NI NADIE SUPO AYUDARME, AÚN CON MEDICACIÓN PSIQUIÁTRICA NO LO PUEDO SUPERAR, SIENTO QUE ES MI DESTINO.
    … ES ESE MOMENTO EN LA VIDA DE UNO, DONDE SE SIENTE CARA A CARA CON LA MUERTE…

    responder
  14. analia  agosto 31, 2015

    La verdad tengo pánico a la muerte. Mi marido me propuso viajar a Europa en enero. Lo estoy pensando. Me cuesta mucho. No se si pueda.

    responder
  15. Carlos  septiembre 10, 2015

    Respecto de seguridad, podrian entregar información comparando aviones y otros medios de transporte; autos, buses, barcos, trenes, etc
    Tasas de accidentabilidad en muertos por viaje, muertos por km recorrido, muertos por hora de viaje, etc…

    responder
  16. Graciela  octubre 4, 2015

    Tengo aviofobia a partir que vi hace tiempo en las noticias, que un avión ya al aterrizar explotó. Me entró mucha angustia por esa gente que ya se sentían tranquilos porque habían llegado a su destino y mueren. Cada vez que se que tengo que viajar en avion me entra mucho miedo, me siento intranquila, hasta bajo de peso. Es terror para mi. Y éste articulo si me a ayudado mucho. Gracias.

    responder
  17. Mihaela  octubre 16, 2015

    Yo tengo el vuelo el martes y estoy que no puedo conmigo , antes no tenia miedo al avión pero de repente me entró así sin ningún motivo no se que hacer , me cuesta mucho a subir pero ya cuando estoy dentro pienso que ya no se puede hacer nada más lo que será sera

    responder
  18. Tere  octubre 29, 2015

    Pues de verdad muy agradecida por la informacion en la web, disminuye mis miedos… Siempre trato de estar tranquila y concentrarme en otra cosa cuando estoy volando, hay gente q los aborda casi a diario, tanto pasajeros como tripulacion y siempre trato de contagiarme de esa tranquilidad que inspiran! Me gusta ver a las aeromozas echar cuentos jaja! … Y bueno cuando pequeña lloraba mi papa solo me repetia con tanta seguridad “por Dios lno existe forma mas segura y comoda d viajar” jaja asi q … Leer esto mantiene esas palabras reconfortantes en mi mente!! Gracias… Y adios pensamientos de destino final! Dios esta con nosotros! Buen viaje!

    responder
  19. Alonso Saavedra  mayo 24, 2016

    Los felicito, me parece excelente que se aborde este tema con un lenguaje tan sencillo. Hay muchas personas que sienten este temor a causa de una mala experiencia y que por no vencerlo ver muy limitadas sus posibilidades de conocer lo que nos espera fuera de nuestro entorno.

    responder
  20. Javier  mayo 26, 2016

    Yo simplemente no me acerco a un aeropuerto, veo la muerte en él

    responder
  21. aroa y andrea  mayo 29, 2016

    ESTE CURSO NOS ESTA AYUDANDO MUCHO A NO TENER MIEDO A SUBIR EN EL AVIÓN. ESPERO QUE CUANDO NOS SUBAMOS EN EL AVIÓN NO TENGAMOS MIEDO.

    responder
  22. anna  junio 2, 2016

    Hola, queria agradecerle todas las explicaciones en esta web, leyendo los comentarios veo perfectamente que es todo un truco de la mente, una mala interpretacion de la realidad por parte de una mente ansiosa, por supuesto es lo mismo que yo he hecho hasta ahora. Animo a todos, volare’ manyana y ojala’ podamos conquistar la libertad de actuar sin miedo!
    Un millon de gracias a Enrique otra vez

    responder
  23. Maria Gabriela  junio 29, 2016

    Gracias por esta información que me tranquiliza mucho, Dios los bendiga.

    responder
  24. Ana C  julio 6, 2016

    Me identifico con ustedes, como comenta Olga desde días antes de volar siento el stress no me siento feliz de víajar aún si es. Aún lugar nuevo, me dan náuseas en el vuelo, la presión, empiezo a sudar, si hay turbulencia siento que me falta el aire. Yo creo que también necesito ayuda, pero este artículo la verdad que me empieza a tranquilizar un poquito. Gracias !

    responder
  25. Jessica  agosto 4, 2016

    Muchas gracias por esta aportación. Primer artículo que leo de su página y no será el último. Pienso leerlos todos y cada uno de ellos hasta combatir esta fobia irracional que tengo.
    Lo peor del caso es que duré 6 años viajando en avión, con cierto nervio pero sin llegar al extremo de fobia como hoy me pasa. Cada vez ha sido peor en los últimos dos años pero ya llegué a un punto extremo: lloro, tiemblo, siento que me voy a infartar al ir en avión. Pero después de mi último viaje dije HASTA AQUÍ. NO MÁS. Así que a partir de ahora seré totalmente proactiva para combatir este miedo ilógico.
    Deséenme suerte y mucha suerte a todos!

    responder
  26. Laura velazquez  diciembre 26, 2016

    Si tiene razon y eso me ha ayudado mucho…
    pero lo que a mi realmente me da miedo es la historia de confiar en el piloto y en todo el equipo un ejemplo es el trajico axidente de las torres jemelas…

    responder
  27. Cristian  marzo 29, 2017

    Puedo decir que al empezar a este curso online, mi temor a volar era del 100%… Cada vez que leo, y veo estadísticas, mi temor va bajando y bajando, lo siento, y es un sentimiento maravilloso para los que tenemos miedo a volar. Pronto tendré que tomar un vuelo de 12 horas, y por lo menos en este momento se ha calmado esa ansiedad que no te deja dormir. Muchas gracias, desde el fondo de mi alma, estoy muy entusiasmado e interesado en seguir con el curso!

    responder
  28. julio sandoval  abril 28, 2017

    muy buena reflexiones, yo recientemente se me fue un vuelo desde cuba a ciudad de mexico porque la presion que siento al volar es tal, que mi sistema nervioso se alteró y prodiçujo vomitos y diarreas..aun consciente de que me subiría y de todo respecto a la seguridad, el subconsciente prevalecio, solo he volado cuatro veces en dos escalas de cuba a ecuador…en esta me traicionaron los nervios…ojalá esto no sea un impedimento para mi, soy profesional y debo viajar..

    responder
    • Jasmín  mayo 4, 2017

      Hola Julio, la verdad es que mi sistema nervioso actúa igual que el tuyo.
      No me alegra saber que otras personas comparten este mal síntoma, pues cada vez que siento que se me descompone la mente y el cuerpo por un viaje, solo pido que nadie más experimente eso. Pero sí me alegra, saber que debe existir una manera de contrarrestarlo. Y admiro tu entusiasmo de luchar contra eata situación para responder a tus obligaciones laborales. Espero adquirir esa valentía.

      responder

Añadir un comentario